Los casos de VIH entre homosexuales aumentan un 33% durante la última década en Euskadi

Eva Gascón | Análisis

La noticia que voy a analizar es del medio digital El Correo del pasado jueves, el día 26 de noviembre y ubicada dentro de la sección de sociedad y de salud. El contexto que se le puede atribuir a la noticia es que se acercaba, la semana siguiente el Día Mundial del Sida, y por lo tanto era fácil hacer noticias sobre esa temática. Aquí adjunto el enlace de la noticia.

Lo primero que quiero analizar es el titular Los casos de VIH entre homosexuales aumentan un 33% durante la última década en Euskadi. Gracias a este titular ya sabes cómo se va a enfocar la noticia, cómo va a ser su tratamiento. Este titular favorece a generar estereotipos negativos sobre los homosexuales y esto, según indican todos los manuales consultados es un error. El CAC, El libro de estilo de El País, Del estereotipo al amarillismo. Practicas periodísticas incorrectas en el tratamiento de grupos sociales vulnerables Aurora Labio y el autor Adolfo Carratalá en su estudio La representación eufemística de la relación gay en el periodismo serio.

El subtítulo sigue con la misma idea que el titular, seguir favoreciendo a los estereotipos y además generar miedo, porque hablan de los más jóvenes (menores de 29 años) y una generación que “no ha crecido con el terror” como si no estuvieran informados de lo que esto significa, o lo que puede conllevar, como si se tratara de personas ingenuas.

Una posible solución sería tratar el tema de manera diferente, no utilizar la palabra terror, sino hablar de que ahora gracias a los medicamentos la gente puede que sea menos consciente de sus consecuencias, restándole importancia, pero que sirva para concienciar. Para Carratalá en “La representación eufemística de la relación gay en el periodismo serio”:

“[…]pocos ponen en duda que “ciertos rasgos del lenguaje periodístico, como son su concisión, su deseable claridad y su rapidez, son imprescindibles para que pueda cumplir su función informativa” (Fontcuberta, 1993: 100). El acento en la necesidad de claridad expositiva en la noticia exige eliminar de un mensaje “todo lo que obliga al lector a detenerse para reflexionar sobre el sentido de la oración” mientras que la concisión debe ayudar al “uso exclusivo de aquellas palabras que sean absolutamente precisas para expresar lo que queremos” (Armentia y Caminos, 2003: 13).”

Captura de pantalla 2015-12-12 a las 16.55.42
Captura de pantalla de la propia noticia.

 

La fotografía que han decidido utilizar es neutral, aparecen sencillamente dos hombres cogidos de la mano, pero no se sabe nada más, no contextualiza y crear fotografías que no aporten información, según  CAC es un error, porque la fotografía tiene que ayudar a entender o a contextualizar la información que se va a desarrollar con el texto.

A lo largo de la noticia utiliza consultas de distintas fuentes, pero siempre fuentes institucionales, que es correcto, pero según El libro de estilo de El País hay que darle voz a los distintos puntos de vista partícipes dentro de la sociedad, y por lo tanto, no es correcto que no se pregunte a nadie más que a las fuentes oficiales, porque estas pueden tener una visión sesgada de la realidad sobre el tema.

Creo que la utilización de expresiones como esta “Lo que es seguro es que el colectivo homosexual es el más vulnerable ante la enfermedad: hasta el 48 % de las nuevas infecciones se transmiten a través de relaciones entre personas del mismo sexo”. Están completamente fuera de lugar y se podrían sustituir por otras, más adecuadas. Por ejemplo podrían haber dicho: El colectivo de homosexuales es uno de los más vulnerables ante esta enfermedad. No es necesario decir que casi el 50% de los nuevos contagios son de homosexuales, porque vuelven a la misma idea que antes…un uso del lenguaje discriminatorio, algo que según  Catarrá es un error puesto que:

los medios de comunicación acostumbran a favorecer el funcionamiento de una cultura discriminatoria y que, por lo tanto, la homofobia primitiva que caracterizó sus mensajes hasta la década de los 90 sigue estando presente en pleno siglo XXI“.

En el siguiente párrafo habla de que pese a que hay muchos casos, estos se han reducido con respecto a los de los otros años. En cambio, evoca a los homosexuales con los drogadictos, con los colectivos más desfavorecidos de la sociedad, los incluye todos en el mismo “saco”. Lo mejor hubiera sido que no utilizara un lenguaje discriminatorio con ningún colectivo minoritario. Si hubiera dicho lo mismo, pero contextualizando la situación, hubiera sido mejor, porque entonces el público puede entender el motivo por el cual son colectivos más desfavorecidos. Según Adolfo Carratalá “la aparición de estereotipos, prejuicios y eufemismos que contribuyen a la construcción del “otro diferente.”, nuevamente se está refiriendo a la parte negativa.

En la propia noticia, de mitad hacia el final habla de los estigmas que se crean a partir de estas situaciones, sin ser conscientes de que ellos, en esta noticia, también están favoreciendo a esta “desigualdad”.

A lo largo de la noticia nombra numerosos datos, pero en ningún momento indica cuál es su procedencia, y esto según el CAC es un error, porque siempre debes indicar la procedencia de la información con la que el periodista está trabajando, porque también puede condicionar la credibilidad de la misma. Esto es fácil de solucionar, sencillamente tendría que haber indicado que los datos procedían de el INE, de la encuesta elaborada por algún medio de comunicación, algún estudio científico que hablara justamente de estos temas, pero así de manera general no sabes cuál es la procedencia de las cifras que expone en el texto.

 

Como conclusión a este análisis quiero decir que por norma general, los homosexuales, y en este caso los gais, aparecen en los medios de comunicación la existencia de la palabra gay está sellada desde el principio por injurias. Podrían aparecer para mejorar y no para perjudicar y seguir ayudando a fomentar las desigualdades. Según la autora Aurora Labio en su texto explica que:

“La incorporación de los homosexuales como protagonistas en los medios viene así salpicada de situaciones discriminatorias, prejuicios y negación de derechos en virtud de su tendencia.”

En definitiva, todavía les queda mucho trabajo a los medios de comunicación y a los periodistas, para poder realizar informaciones de manera adecuada, y sin perjudicar a ningún grupo, por minoritario que sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s