Pegas como una niña. ¿Seguro?

Débora Galindo | Opinión

como-una-niña

Desde la escuela venimos oyendo una frase que, a simple vista, parece ser una mera descripción. Sin embargo, el típico comentario de “pegas como una niña” puede llegar a ser lapidario, sobre todo, para la autoestima. Pegar como una niña, no hay nada tan humillante. Pero, aunque esta frase suele ser cortante para los chicos, no nos equivoquemos, también tienen efectos negativos en las chicas.

Cuando nos dicen que pegamos o corremos como una niña, nuestra autoestima se va a la mierda (tal cual). La autoestima se va desarrollando a través de las experiencias por las que pasamos durante nuestra vida, que pueden terminar siendo un sentimiento positivo o, por el contrario, negativo hacia nosotras mismas. Así pues, cada uno define su identidad, su ser. Por lo tanto, si pensamos que “pegar como una niña” es algo negativo, nuestra autoestima terminará por los suelos porque, al fin y al cabo, somos niñas.

Un estudio elaborado por la empresa recolectora de datos digitales Research Now reveló que las chicas tienden a experimentar un desplome de su confianza en la pubertad. Por lo tanto, las palabras ofensivas como “hacer algo como una niña” pueden tener consecuencias negativas como la perdida de la confianza en ellas mismas. El estudio también señalaba que sólo el 19% de las niñas asocian de manera positiva la frase “como una niña”. Así pues, se pone de manifiesto que esta expresión puede ser dañina e influir en el desarrollo de ciertas actitudes. Estar poco motivado a la hora de aprender, superar dificultades o relacionarse con los demás puede crearnos dificultades a la hora de afrontar nuevos retos o asumir responsabilidades.

De este modo, para desarrollar una autoestima positiva es necesario, entre otras cosas, evitar las comparaciones, pues cada uno debe ser valorado por lo que es. En este sentido, las niñas no deben sentirse débiles por que les digan que “pegan como una niña”, pues ellas pueden hacer las cosas mejor que otros niños, ya que cada uno tiene un don y no hay nada más hermoso y gratificante que ser tu misma.
Para denunciar el uso estereotipado de la expresión “como una niña”, Always, una línea de productos femeninos de Procter & Gamble, lanzó un vídeo en el que se les pedía a un grupo de personas que corriesen, lucharan o lanzaran un objeto “como una niña”. El resultado sorprende, aunque no debería.

Como se puede ver en el vídeo, las chicas de mayor edad, al igual que los chichos que participaron en este experimento social, actuaron según el estereotipo negativo. Sin embargo, cuando se les pregunta a las chicas de menor edad es cuando, realmente, el experimento llega a su clímax. Estas pequeñas han demostrado que una niña puede correr tan rápido y más que un niño, que una niña puede derrotar a un niño en el ring y que una niña puede llegar a batir el récord de lanzamiento de martillo. Pero, sobre todo, estas niñas han demostrado que ser niña es sinónimo de ser valiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s