Mujeres de plástico en televisión

Rafael Escrig | Opinión

Uno se enfrenta al folio en blanco para hablar sobre las mujeres en la lara.jpgtelevisión. Habrá que buscar algo de información, saber qué dijeron antes, saber qué piensan. Pero al buscar en Google “mujeres+televisión” los resultados son los esperados: “Las 15 mujeres más sexys de la televisión”, “top de mujeres más bellas”, “las 100 chicas más sexy de las series de televisión”. Nadie cuenta quién lo hace mejor. Nadie hace top de mejores periodistas mujeres en televisión.

Al lado izquierdo del folio en blanco, la televisión encendida. Los tacones de más de diez centímetros, las faldas pegadas, el peinado perfecto y los ojos delineados con precisión. Es difícil encontrar mujeres feas en televisión. Es difícil encontrarlas sin arreglar. Pero cada vez hay más mujeres, de las tacones de 10 cm, de las que protagonizan los tops de belleza, cada vez es más frecuentes que ellas dirijan no sólo programas del corazón o concursos, también telediarios, tertulias o debates.

1970591_640px.jpgtelevisión muestra un estereotipo de la mujer. Un estereotipo que duele al otro lado de la pantalla a las niñas y adolescentes que señalan con el dedo y dicen “mamá, quiero ser como ella”. Pero ellas no son la mayoría, son un porcentaje pequeño y fuera también hay gente normal. Lo decía Cristina Pedroche en una entrevista concedida en el programa de Risto Mejide “no me preocupa que me llamen gorda, me preocupa que las chicas se sientan gordas si se ven como yo”, explicaba. El que nunca sea suficiente. Que siempre hay fallos, que no se cansen de buscarlo y que la lucha por ser la mejor perfecta esté a un lado de la televisión pero también al otro, en las habitaciones y los salones donde los “quiero ser así” son más que frecuentes.

¿Dónde están las mujeres normales? Las de tallas normales, las que tienen más de una 36, menos de una 100 de sujetador, las que tienen un expediente brillante y una capacidad casi inmejorable de reflexión. Al otro lado. Preguntándose por qué, escribiendo guiones, haciendo esquemas, diciendo cómo, cuándo y dónde, pero fuera del plano. Porque en la televisiones no hay hueco para las feas. Y cuando afecta a nuestra hija, sobrina, prima o hermana pequeña nos quejamos “no la quieren en la tele porque no tiene un cuerpazo”. Y poco más tarde encendemos la televisión y escuchamos eso de “qué mal vestida”, “vaya peinado”, “qué mal le queda esa falda” o “ha engordado”.

No hacen falta más oportunidades que las que tienen los hombres, hacen falta las mismas. Tener en cuenta la meritocracia. Elegir por capacidad, no por físico. Echar a un lado todas esas mujeres que restan dignidad a las mujeres de verdad. Alejar de la pantalla a esas mujeres aparentemente perfectas y realmente vacías, incapaces de llevar a cabo de forma eficaz su trabajo, colocadas en televisión con mujeres florero puramente por su físico. Sin nada más. Y al otro lado las válidas, las que saben de política, de economía, de fútbol sin un cuerpo 10, las que serían capaces de hacer preguntas durante horas y preguntar sin la falta de conocimiento con la que se hace, opinando en vez de informar, haciendo chistes simples, buscando llamar la atención.

Y no importa qué estudios tengan puesto que las hay con estudios que no valen y las hay sin carrera de Periodismo capaces de salir ahí y contar historias y sostener el micrófono y analizar. Dejar que demuestren que valen, abrir las puertas a todas, que con dieciocho años y comenzando la carrera no haya quien diga “yo para la televisión no puedo, no soy guapa”, que no les roben los sueños, que les dejen hacer, que las dejen ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s