Ninguna violencia se puede silenciar

Débora Galindo | Opinión

27754__17mujer_maltrata_hombre

Cuando hablamos de violencia doméstica, lo primero que nos viene a la mente la violación de los derechos y el maltrato hacia la mujer. No hay que negar que la violencia hacia la mujer es una realidad, pues según datos del informe de la red de Centros de Mujeres 24H, 4.268 mujeres han sido atendidas este pasado año por problemas de malos tratos físicos y/o psíquicos, abuso sexual y acoso sexual en el ámbito laboral. Así pues, el informe también detalla que el vínculo más habitual entre la víctima y el agresor es el de marido, compañero o novio con un total de 1.175 casos. Sin embargo, el maltrato en el ámbito familiar es una lacra social que padecen tanto hombres como mujeres.

Hecha la ley, hecha la trampa. En España, la ley distingue entre varios tipos de violencia, sobre todo se diferencia entre la violencia común, aquella que todos conocemos como una agresión de una persona a otra, y la violencia de género, aquella que se dirige hacia las mujeres, ya sea física o psicológica. Sin embargo, en esta tipología sobre violencia, cabe destacar un tercer tipo: la violencia doméstica hacia los hombres, un concepto que se utiliza para referirse a los casos de maltrato por parte de una mujer hacia un hombre. Sin embargo, la pena por violencia doméstica es, legalmente, inferior a la pena por violencia de género.  Así pues, cuando hablemos de violencia hacia hombres o mujeres, la distinguiremos por los términos violencia de género (mujeres) o violencia doméstica (hombres).

Según el Informe sobre víctimas mortales de la Violencia de Género y de la Violencia Doméstica en el ámbito de la pareja o ex pareja en 2013, el número de hombres que perdieron la vida a manos de sus mujeres, ya fuesen pareja o ex pareja, a lo largo de 2013 ascendía a seis. Así pues, podemos observar que la violencia hacia hombres también es una realidad. Aunque la cifra de hombres que perdieron la vida a manos de mujeres parece insignificante frente al número de víctimas de violencia de género de este mismo año, que alcanzó un total de 54 muertes, no debemos olvidar que ninguna violencia se puede silenciar.

Por otra parte, el informe también destaca que sólo uno de estos seis hombres fallecido por violencia doméstica denunció a su agresora. Pero el dato más curioso es que en 2013 uno de los hombres muertos había denunciado, por primera vez, a su pareja. Pero, ¿por qué los hombres no suelen denunciar este tipo de violencia?

Las razones que llevan a un hombre a guardar silencio ante tal tragedia pueden ser múltiples, pero si nos paramos a pensar se pueden extraer algunas conclusiones. La ideología patriarcal impuesta en nuestra sociedad, junto con los estereotipos creados alrededor de la figura masculina con respecto a lo que se espera de un “hombre” puede ser una de las causas determinantes de que el varón no denuncie cuando es agredido. Vivimos en una sociedad en la que el hombre ha de ser el fuerte y reconocer que “te ha pegado una mujer” puede ser vergonzoso, pues, de este modo, el hombre quedaría como el sometido o el débil y, por consiguiente, el humillado en una sociedad marcada por los roles de género. A este miedo al ridículo se le une la falta de credibilidad: ¿Qué pensaran si les digo que mi mujer me pega?

El siguiente vídeo, lanzado por la fundación ManKind Initiative, una organización benéfica nacional que proporciona ayuda y apoyo a las víctimas masculinas de la violencia doméstica, muestra la realidad que venimos comentando en los párrafos anteriores. El vídeo graba a una pareja discutiendo en un parque en el centro de Londres y las reacciones de la gente. La diferencia entre unas reacciones y otras es sorprendente.

En el vídeo podemos observar que las personas que se encuentran en el parque intervienen cuando es el hombre quien agrede a la mujer. Sin embargo, cuando la situación es a la inversa, se genera una gran expectación e, incluso, la gente se lo toma a broma (sólo hace falta ver la sonrisa en sus rostros de incredulidad y burla).

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s