«Gay, ingenioso y divertido: Nigel Owens arbitrará la final del Mundial»

David Donaire | Análisis

Esta noticia sirve como ejemplo para demostrar que la razón de ser de esta pieza se debe básicamente a la orientación sexual del protagonista. Dicho de otra forma: si el árbitro de rugby sobre el que versa el reporte hubiera sido heterosexual, seguramente esta noticia no se habría escrito.  Si hay alguna duda de por qué Nigel Owens acaparó tanta repercusión mediática entre los periódicos deportivos españoles el pasado 28 de octubre, en la primera palabra del titular el autor nos despeja la incógnita. «Gay, ingenioso y divertido», así presenta y caracteriza el periodista de Mundo Deportivo al colegiado encargado de pitar la final del Mundial de rugby. Antepone el rasgo por el cual Owens llama tanto la atención al propio nombre del protagonista. Esta noticia, como más adelante en el cuerpo se corroborará, tiene sentido por la abierta homosexualidad que manifiesta el árbitro. El mensaje que subyace en todo momento está impregnado de estereotipos. En un deporte «extremadamente duro» como es el rugby, un árbitro gay consigue hacerse respetar y ser autoritario. Esa es la tesis que refleja la pieza. Porque parece que ser gay y mostrarse serio al mismo tiempo no pueden ir aparejados. Y sí, aún choca y resulta curioso que un profesional que se mueva en este ámbito de tanta virilidad pueda ser homosexual.

Ese «criterio de noticiabilidad» que se utiliza en esta noticia es el que hay que combatir. No estamos ante un caso de homofobia, ni mucho menos, pero sí asistimos a un refuerzo del estigma y el prejuicio de que ser homosexual es considerado tabú dentro de un deporte tan masculino como el rugby. Esta pieza se enmarcaría dentro del diagnóstico que formula Aurora Labio en su investigación Del estereotipo al amarillismo. Prácticas periodísticas incorrectas en el tratamiento de grupos sociales vulnerables: «En la práctica, los medios españoles emiten mensajes que responden a criterios estereotipados y que destacan la homosexualidad como elemento llamativo y anormal». Como se observa, la noticia de Mundo Deportivo se ciñe a esa tendencia y trata la orientación sexual del árbitro galés como un rasgo fuera de lo común que «por sí misma constituye el núcleo de la noticia».

Hacia esa misma línea apunta el doctor Adolfo Carratalá en su estudio La representación eufemística de la relación gay en el periodismo serio, donde señala que los medios tienen asumida una «homofobia liberal» que «convierte todo lo que tenga que ver con la homosexualidad en información que debe permanecer siempre en el ámbito de lo privado».

De hecho, la tendencia sexual del colegiado cobra más importancia y recibe más atención que las cualidades que el personaje atesora en su profesión. El periodista reconoce en el segundo párrafo que Owens «en la faceta deportiva es uno de los árbitros mejor considerados del planeta», pero no es por su gran habilidad a la hora de pitar por la que el galés es protagonista de la noticia. De ser así, el titular destacaría su excelsa calidad arbitral. Tal como desvelaban los estudios anteriormente citados, Owens tiene una noticia dedicada a él en Mundo Deportivo por el filón de ser gay. Lo admite hasta el propio redactor: «todo en él es diferente». Por tanto, se deduce que, si no hubiera sido alguien con una historia «peculiar» detrás, la elección de este árbitro para dirigir la final del Mundial de rugby no habría sido tratada como noticia.

De esta forma, para tratar de subsanar esta perniciosa costumbre de entender la homosexualidad -algo privado a todas luces- como algo fuera de lo normal que merece ocupar una noticia, la pieza hubiera tenido que tratar la orientación sexual del protagonista -si quiere mencionarla, porque no resulta necesario- como algo simplemente anecdótico, no como un rasgo distintivo que la convierte por sí sola como eje de la noticia. Porque la verdadera noticia es que Nigel Owens haya sido el árbitro designado para pitar la final del mundial de rugby, no su tendencia sexual. En consecuencia, el titular no hubiera tenido que incluir la palabra «gay».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s