«Muere un inmigrante clandestino oculto en un camión en el Eurotunel»

Jose Luis Cervera Traver | Análisis

La noticia seleccionada para efectuar el análisis fue publicada el 7 de julio de 2015 en la versión digital del diario ABC, se elaboró a partir de un comunicado de la agencia EFE y lleva como título «Muere un inmigrante clandestino oculto en un camión en el Eurotunel». A continuación, se profundizará en aspectos como el grado de contextualización, el léxico empleado y la construcción del discurso, para determinar si la pieza en cuestión se ajusta a lo que dictan los manuales o, por el contrario, constituye un ejemplo de mala práctica periodística.

La noticia fue publicada en la versión digital de ABC. || Imagen: www.abc.es
La noticia fue publicada en la versión digital de ABC. || Imagen: http://www.abc.es

Antes de acometer el análisis, resulta indispensable bucear el contexto en el que se ubica. En España, la inmigración es un tema de candente actualidad desde hace muchos años. En una sociedad globalizada como la nuestra, la entrada-y salida-de personas que buscan mejorar sus condiciones de vida es una constante, pero hay un sector de la población que todavía concibe este fenómeno como un hecho negativo. Es importante mencionar que el aumento de los movimientos xenófobos registrado en Europa, también se ha visto reflejado en España, aunque ninguna formación política de este tipo haya registrado un crecimiento sustancial. A raíz de lo expuesto, queda patente la necesidad de que los medios de comunicación rompan una lanza a favor de los inmigrantes y, a través de sus escritos, luchen por defender la igualdad entre seres humanos.

Análisis

La primera irregularidad reside en el titular de la información, en el que se califica al protagonista de la noticia como un «inmigrante clandestino». La Real Academia Española define el término clandestino como «secreto, oculto, y especialmente hecho o dicho secretamente por temor a la ley o para eludirla», por lo que, a través del léxico, se está vinculado al hombre fallecido con el eje legal-ilegal, como sostiene Casero en su estudio Discurso mediático, inmigración e ilegalidad: legitimando la exclusión a través de las noticias. Del mismo modo, el vocablo en cuestión transmite una imagen oscura de esta persona, y puede provocar que el lector la asocie a la esfera de la criminalidad. Esta sensación se refuerza cuando el redactor incorpora el vocablo «oculto» para referirse al modo en el que intentaba trasladarse al Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

En el subtítulo y en el primer párrafo de la pieza, en lugar de concederle una mayor importancia al trágico acontecimiento, el autor ha decidido destacar las peculiares consecuencias de su muerte: la interferencia en la circulación de vehículos. Así, parece que las víctimas sean aquellas personas cuyos trayectos se han ralentizados, en lugar del inmigrante que ha muerto. A continuación, se percute en el tema en el tercer, cuarto y quinto párrafo, donde el periodista se escuda en las declaraciones del portavoz de la empresa Eurotunnel-quien dice que no puede hablar de las causas de la muerte hasta que concluya la investigación-para trasladar la importancia del acontecimiento a otro punto; explica detalladamente cómo se resiente la circulación de vehículos, y así refuerza la sensación de que el verdadero drama es la interrupción del tráfico, y no que una persona haya perdido la vida intentando alcanzar un futuro mejor. De este modo, el redactor debería haber centrado la pieza en la muerte del humano que viajaba en el camión, y no en las consecuencias ferroviarias que de ella se derivaron. También debería haber incluido alguna referencia a la situación que estas personas sufren en sus países de origen, y que les empujan a arriesgar sus vidas en busca de un futuro mejor, pues esto ayudaría al lector-y, por ende, a la sociedad-a comprender a los inmigrantes, a empatizar y compartir sus sentimientos y, sobre todo, a mostrar una tolerancia mayor hacia ellos. «Contextualizar las noticias relacionadas con la inmigración y aportar documentación sobre la situación de los países de origen de los inmigrantes mejora la calidad de la información, facilita la reflexión de la audiencia y contribuye a deshacer los estereotipos», dictamina el Consell de l’Audiovisual de Catalunya (CAC).

Respecto al planteamiento introducido en el párrafo anterior, resulta oportuno extraer un fragmento del estudio Discurso mediático, inmigración e ilegalidad: legitimando la exclusión a través de las noticias, elaborado por el director del Grado en Periodismo de la Universitat Jaume I (UJI), Andreu Casero:

«Finalmente, la polarización ellos-nosotros determina la construcción de la identidad mediática del ‘otro’ bajo la figura del no-ciudadano. El discurso informativo instaura la primacía del principio de nacimiento para lograr la ciudadanía y, por ende, acceder a los derechos que lleva aparejada. Al presentar al inmigrante como ‘sin papeles’ lo concibe como un “sin derecho”, como una persona “invisible” que no goza de ninguna protección, ni siquiera las relacionadas con los derechos humanos, y que se ve abocada al mercado como única forma de vida desde una situación de extrema vulnerabilidad que, fácilmente, degenera en abusos de todo tipo».

Con estas palabras, Casero apunta el principal motivo por el que ABC focaliza su atención en la distorsión del tráfico: para algunos medios de comunicación la vida de los inmigrantes no vale lo mismo que la de los autóctonos.

En la misma línea de denuncia se posiciona el profesor de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) Teun Adrianus Van Dijk, en su publicación Dominación étnica y racismo discursivo en España y América Latina. El analista neerlandés sostiene que «los medios de comunicación asumen, como consecuencia de ello, un rol de agentes de legitimación institucional que difunden, ratifican y sanciona públicamente como válido el discurso de dominación étnica elaborado por las elites políticas españolas»; aunque el caso seleccionado trata un acontecimiento que ocurrió entre Francia y Reino Unido, ABC es un medio español, por lo que las palabras de Van Dijk son válidas para este análisis.

Otra de las premisas que sostiene Casero en el estudio anteriormente citado es que los inmigrantes apenas tienen la posibilidad de expresarse, de transmitir su postura e intervenir como fuente: «Las posibilidades de definir una identidad mediática dependen, en primer lugar, del “acceso”. (…) En estos casos, son otros, principalmente las instituciones políticas y periodísticas, quienes moldean, construyen y difunden tu imagen social. El colectivo afectado pierde, así, el control sobre la identidad mediática que sobre él se proyecta». En la noticia no se recurre a ningún inmigrante como fuente, aunque tampoco hay informadores policiales, judiciales ni gubernamentales; tan solo se plasman las palabras del portavoz de la empresa Eurotunnel.

La compañía en cuestión tampoco ayuda a elaborar un discurso mediático justo con los inmigrantes. A continuación, se adjuntará un fragmento del texto analizado que alimenta la discriminación hacia este colectivo: «Eurotunnel se ha quejado de la presión de los sin papeles estas últimas semanas , y en particular de la actitud de la Policía, que a su juicio no es suficientemente activa para impedir que los inmigrantes se introduzcan en su recinto». Como puede apreciarse, Eurotunnel también condena a los inmigrantes, hecho que contribuye al fomento de la desigualdad social que sufren. Respecto a las intervenciones de los cuerpos policiales y gubernamentales en los medios de comunicación, el CAC establece lo siguiente: «Estas autoridades y cuerpos profesionales han de ser particularmente vigilantes y escrupulosos en el empleo de un lenguaje que destierre el tópico discriminador e instaure formas expresivas respetuosas con la dignidad de las personas en situación de inmigración». Aunque Eurotunnel sea una empresa privada, debería atenerse moderar sus declaraciones, pues cuentan con una considerable repercusión y al adoptar actitudes de este estilo, hacen un flaco favor a los inmigrantes.

La importancia del léxico

En otro orden de cosas, al hablar de «inmigrantes ilegales» y «sin papeles», ABC consiente el uso de un término que otros medios rechazan, por sus tintes discriminatorios. El Libro de estilo de El País propone sustituir el empleo de «inmigrante ilegal» y plantea «inmigrantes indocumentados» o «en situación ilegal». De hecho se han instalado otras fórmulas como la expresión «sin papeles» que, cuando se emplea sin sujeto, algunos lectores consideran despectiva. El Libro de estilo de Canal Sur, por ejemplo, recomienda no recurrir a esta expresión de forma habitual. Hay más ejemplos de léxico inapropiado a lo largo de los siete párrafos que integran la nota informativa: «tentativa de intrusión»; «ilegales»; «la presión de los sin papeles»; «impedir que los inmigrantes se introduzcan en el recinto»-hace referencia a la actuación del cuerpo policial ante los inmigrantes-; «se había colado»; «grupo de clandestinos». Así pues, el redactor debería haberlos reemplazado, respectivamente, por «traslado/desplazamiento hacia»; «extranjeros sin permiso de residencia»-así lo recomienda el secretario judicial sustituto Antonio Fernández Laborda; «la actuación de los extranjeros sin permiso de residencia»; «impedir que cualquier persona sin autorización acceda al recinto»; «entró»; «conjunto de personas sin permiso de residencia».

Otra de las consecuencias negativas derivadas de la utilización de estos conceptos es que contribuyen a la homogeneización de los inmigrantes. En la noticia, el único elemento diferenciador que se le atribuye a un inmigrante es su nacionalidad, en un destacado que reza «un eritreo murió hace poco al intentar subir a un tren en marcha». Por lo demás, se hace referencia a los inmigrantes como un colectivo homogéneo, cuando en realidad presentan características tan diversas como la nacionalidad, la cultura, la etnia, la religión, el estado civil, la profesión y el nivel de estudios, entre muchas otras. Casero profundiza al respecto en su análisis citado con anterioridad: «La fórmula léxica más utilizada en el discurso mediático sobre la inmigración irregular es la generalización. En virtud de la misma, el ‘otro’ aparece no en tanto individuo con nombre y apellidos, sino que se diluye en el seno de una amalgama uniforme, perdiendo su personalidad individual y pasando a denominarse “sin papeles”, “extranjero” o “inmigrante”».

«El discurso informativo en los medios españoles tiende a definir la inmigración como “problema”» (Casero, 2005a). Esta reflexión que Casero lanzó en su publicación Alteridad, identidad y representación mediática: la figura del inmigrante en la prensa española queda patente en el ladillo que aparece en la noticia estudiada. El redactor lo ha titulado como «aumento de los ilegales», por lo con él señala a los inmigrantes cómo un los causantes de un problema que debe ser solucionado. En los párrafos que preceden al ladillo, se observa terminología como «crisis migratoria» y «presión de los sin papeles», conceptos que sin duda refuerzan esta idea. «El discurso mediático deja de lado otros posibles “problemas” (laborales, económicos, sanitarios,…) que entraña para centrarse exclusivamente en su vertiente jurídica. La inmigración se transforma, así, a través de las noticias en una cuestión de orden público».

El poder de las imágenes
El titular de la fotografía denota el carácter generalista con el que se trata a los inmigrantes. || Imagen: www.abc.es
El titular de la fotografía-Dos inmigrantes buscan un camión para en el Eurotunel– denota el carácter generalista con el que se trata a los inmigrantes. || Imagen: http://www.abc.es

Respecto a la incorporación de imágenes, el CAC se muestra contundente: 13. «Cabe evitar la emisión reiterada de imágenes de archivo para ilustrar las noticias que no se corresponden con estas imágenes. En cualquier caso, las imágenes de archivo que se emitan han de ir siempre debidamente referenciadas y han de ajustarse a criterios de pertinencia». Ninguna de las dos personas que aparece en la fotografía insertada en el texto es el hombre fallecido en el camión. La imagen está relacionada con el tema que aborda la pieza, pero no corresponde directamente a este producto, por lo que contribuye a homogeneizar a los inmigrantes, a convertirlos en un colectivo genérico, del mismo modo que se consigue a través del empleo de determinado léxico. Tal vez al lector no le sorprenda, porque está acostumbrado a ver imágenes de este tipo ilustrar las piezas que tratan la inmigración, pero seguro que a un fanático del fútbol le resultaría muy extraño ver una fotografía de Lionel Messi en una noticia cuyo protagonista fuera Iker Casillas.

Por último, es importante destacar que la noticia se centra en el momento de llegada, es decir, en el instante cuando los inmigrantes intentan trasladarse a otro país. Así, el redactor, como apunta Casero en el primero de sus artículos que se han citado en este análisis, se encarga de mostrar la dificultad de acceder a los países de destino, y del poco éxito que obtienen los inmigrantes cuando intentan lograr este cometido. A través de esta visión, inculcan el mensaje de que resulta complicado inmigrar, con el objetivo de que las personas que tengan la intención de hacerlo, se replanteen su situación y opten por quedarse en el punto de origen.

Tras completar el análisis de la pieza, puede concluirse que ABC debería cuidar más sus publicaciones, pues el periódico dirigido por Bieito Rubido contribuye al fomento de la desigualdad, y de un medio de comunicación se espera todo lo contrario, es decir, que abogue por un mundo más justo en el que no exista la discriminación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s