La sensual «conejita» ucraniana que acaricia las curvas y seduce a Raikkonen

David Donaire | Análisis

Esta noticia publicada por el periódico Vozpópuli es uno de los múltiples ejemplos que hoy en día encontramos en la web donde se aprecia un retrato de la mujer claramente sexualizado. De hecho, esta noticia es «noticia», valga la redundancia, porque su único propósito es presentar al público las exuberantes imágenes de la modelo, cuyo nombre no aparece ni en el titular. Y eso que es la protagonista de la pieza. El texto es una excusa, un mero acompañamiento, para no ofrecer al público solo las fotografías a granel. Dicho al revés, de no disponer de fotografías, este contenido no se hubiera presentado como «noticia».

Captura de pantalla de la fotogalería que encabeza la noticia en cuestión analizada.

Publicada el 6 de octubre, esta noticia protagonizada por Inessa Tushkanova no admite dudas de que está orientada a un público masculino, el cual pincha en el enlace porque quiere escudriñar de forma complaciente las sensuales dotes de la modelo ucraniana. Y para que esta audiencia morbosa pueda apreciar sobradamente su voluptuosidad, el autor de la pieza le pone a su disposición una variada fotogalería.

A medida que profundizamos en la lectura, nos damos cuenta que la noticia peca de falaz y sensacionalista. En el titular aparece que «la sensual “conejita” ucraniana» -cuyo nombre parece no tener mucho interés por lo que vemos- «seduce» al piloto de Fórmula 1 Kimi Raikkonen, cuando en realidad el deportista finlandés solo «alabó», como se reconoce más adelante, su faceta como conductora. Y es que ese «seduce» es utilizado con un claro tono erótico-sexual. Al periodista encargado de elaborar la noticia no le importa lo más mínimo que Tushkanova sea una incipiente piloto: su objetivo se limita a ofrecer a la audiencia esa serie de fotografías libidinosas de la modelo. De no haber sido así y mostrar un mínimo interés por su faceta deportiva, la noticia hubiera aportado una fotografía de Tushkanova mientras conduce. Pero ese aspecto no importa. No llamaría tanto la atención. Estaría de más, si nos atenemos al criterio que se ha seguido.

Para más inri, esta «noticia» está clasificada en la sección de deportes porque la persona a la que supuestamente «ha seducido» la modelo es un piloto de Fórmula 1, no porque ella sea también una habilidosa conductora. Otro ejemplo de que esta noticia está claramente masculinizada y deja a la mujer relegada a un segundo plano: cuando se plantea en qué sección ubicar la noticia, importa más el oficio del hombre al que se hace referencia -Kimi Raikkonen, piloto- que el de la propia protagonista de la noticia.

Por tanto,  no hay duda que en esta noticia se cumple el diagnóstico al que llegan Ofa Bezunartea, María del Mar García y Ana Rodríguez en su estudio La mujer como cargo y como fuente en la escrita. La paridad no llega a las noticias: «los medios de comunicación exhiben un mundo desproporcionadamente masculinizado». Aunque la protagonista de la «noticia» sea una mujer, vemos que su protagonismo es debido a su «agraciada anatomía», como recalca el texto, no por su actividad laboral. Por consiguiente, en este caso la figura de la mujer no adquiere importancia ni como cargo ni como fuente, sino simplemente por su escultural cuerpo. Se presenta como un icono, un objeto sexual, que se convierte en noticia únicamente por su físico. Lo demás parece no importar.

Como se observa a simple vista, en la redacción de esta noticia no se sigue ninguna de las recomendaciones que formula el Consejo Superior de Deportes en su guía Deporte y mujeres en los medios de comunicación. Dicho órgano recalca que «se debe evitar la utilización del cuerpo de las deportistas como reclamo informativo» y aconseja «el uso de imágenes de las deportistas en acción propia de su disciplina deportiva y la no utilización de poses que refuercen los estereotipos». Pero la pieza en cuestión hace precisamente todo lo contrario: pone el foco en el físico de la modelo para atraer la atención de la audiencia varonil y no aporta ninguna imagen de Tushkanova en plena competición deportiva. Una vez más su vocación por el mundo del motor parece no tener interés.

El proyecto de investigación financiado por la Comunidad de Madrid La presencia de estereotipos en los medios de comunicación va en la misma línea y su análisis de la prensa digital española refleja uno de los principales defectos que se le tienen que achacar a la noticia de Vozpópuli. Y no es otro que el «anonimato» de la modelo. «A menudo se observa cómo aparecen mujeres situadas al lado de personajes masculinos y que, a juzgar por los pies de foto, no merecen ser citadas», detecta el estudio. Otro mal hábito arraigado en los periódicos actuales, también visible en el reporte analizado, es el de «convertir el sujeto en objeto», puesto que en este caso se ve más que nunca a la mujer en el papel de seductora –la fotogalería no admite dudas-, «aludiendo a conceptos relacionados con la belleza, el erotismo, y la provocación, o como serpiente tentadora».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s