«Un inmigrante ahogado y 29 rescatados en aguas de Ceuta»

fa0c582a-96c8-4d5d-b739-96595463fdcc
El País publica una noticia sobre el fallecimiento de un inmigrante y el rescate de otros 29 en aguas de Ceuta. Fuente: política.elpais.com

Raquel Sánchez | Análisis

El País, uno de los periódicos más vendidos y más influyentes en España, se caracteriza por intentar dotar de objetividad a la información que elabora y por su ideología centrista, aunque algo orientada hacia la izquierda moderada. Sin embargo, en los últimos años ha ido perdiendo credibilidad entre los lectores tras publicar la fotografía falsa de Chávez entubado; y las acusaciones de dos ex trabajadores por una supuesta censura en artículos sobre Soraya Sáenz de Santamaría y Telefónica, algo que la dirección del periódico justificó como “no molestar a Moncloa”, según declaraciones de los afectados. Su calidad informativa ha descendido y un ejemplo es el tratamiento de los inmigrantes en esta noticia.

En el titular ya resaltan el fallecimiento (lo negativo) ante los rescatados que sí han conseguido salvarse (lo positivo), con una clara intención sensacionalista de atraer al lector. Sería más correcto titular que 29 personas han sido rescatadas en aguas de Ceuta y luego ampliar que una de ellas, lamentablemente, había fallecido. Según comenta el Consell Audiovisual de Catalunya (CAC) respecto al tratamiento de los inmigrantes en la información periodística: “Convé tenir cura, de forma molt especial, amb la terminologia emprada en els titulars i en els fragments de reclam de les notícies, ja que sovint la brevetat pot implicar manca de precisió o el foment d’estereotips.”

Además, en el subtítulo se adelantan detalles escabrosos del ahogamiento del joven que no aportan ninguna información necesaria para el lector y que simplemente añaden morbo a la noticia:

El joven fue encontrado, atado a un neumático, en la zona de Santa Catalina donde había volcado su balsa en torno a las nueve de la mañana.”

Así pues, el CAC recomienda en este caso: “De manera semblant i complementària, convé sovint prescindir d’elements merament anecdòtics, rutinaris o superflus dels relats d’actualitat que no incorporen informació significativa.”

En las etiquetas también se encuentra un fallo. Podemos observar que la noticia se clasifica en “inmigrantes africanos” e “inmigración irregular”. Por su parte, el CAC insiste en que se debe evitar el uso discriminatorio del lenguaje que fomente prejuicios y que “no pot incorporar-se com a rutina l’ús de termes o expressions com il·legal, indocumentat o sense papers, per definir qualificar persones en una situació administrativa no regularitzada.” La etiqueta “pateras” también refuerza los estereotipos de los inmigrantes, en este caso, subsaharianos. En este mismo sentido, el profesor de la Universitat Jaume I, Andreu Casero en el estudio Discurso mediático, inmigración e ilegalidad: legitimando la exclusión a través de las noticias también coincide en que utilizar este tipo de palabras fomenta la visión negativa de estos sucesos.

asdf

La fotografía tampoco es la acertada. Se muestra el féretro del joven ahogado en primer plano mientras es trasladado desde el puerto de Ceuta. Esto daña profundamente la intimidad del fallecido y resalta una vez más el interés por el morbo. El País prefiere incluir esta fotografía a otra que ejercería una imagen más positiva como son los 29 inmigrantes rescatados. En este caso, el CAC insiste en que la intimidad y la privacidad son derechos universales, independientemente del país de origen o la condición de las personas. “No s’haurien d’emetre plans curts de persones ferides o mortes, encara que es tracti d’esdeveniments allunyats de l’àmbit de referència dels mitjans.”

En el grueso del texto se ponen una vez más en evidencia detalles que poco interesan en el ámbito informativo como, por ejemplo, el material y la forma de las embarcaciones (“una lancha neumática y una patera de madera”) antes que lo verdaderamente importante de la noticia, que 29 personas han sido rescatadas. Según lo que postulaba el CAC, también es innecesario resaltar que “todos portaban algún elemento de flotación, como neumáticos atados con cuerdas a garrafas vacías de agua o trajes de neopreno”.

Aunque en el texto se realiza un balance de la inmigración durante este mes y se declara un “incremento del flujo migratorio”, solo se comentan las medidas implantadas por el Gobierno en cuanto a la salida de estas personas y la reorganización del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes para dar cabida a todas las llegadas.

Esta información, por lo tanto, no se complementa con ningún contexto sobre los inmigrantes ni tampoco con un análisis sobre por qué esas personas se lanzan al mar en una situación tan precaria para salir de su país. Por esta razón, el CAC insiste en “contextualitzar les notícies relacionades amb la immigració i aportar documentació sobre la situació dels països d’origen de les persones immigrades”. Así se facilitaría la reflexión de la audiencia sobre este tema y se contribuiría a deshacer los estereotipos que sufren los inmigrantes, planteándolo como una reacción a la deplorable situación que se da en su país de origen y no como una amenaza sobre nuestro país.

Para finalizar, me gustaría resaltar que no se le ha dado voz a ninguno de los afectados en esta noticia. Tan sólo se han utilizado fuentes oficiales y, ya que los inmigrantes estaban en buen estado de salud, la periodista podría haber tomado las declaraciones de alguno de los implicados para ofrecer su versión del hecho. De hecho, es el CAC quien recomienda esto, ya que “resulta imprescindible, en el tractament informatiu de la immigració, comptar amb les persones immigrades com a font informativa, per tal de completar el recurs a altres fonts habituals lligades generalment a l’àmbit policial o judicial.”

Como bien resalta el político y activista norteamericano Malcom X, “los medios de comunicación son la entidad más fuerte en la Tierra. Tienen el poder de hacer que los inocentes sean culpables y que los culpables sean inocentes. Y eso es poder, porque controlan las mentes de las masas”. Es precisamente por esta razón que los medios de comunicación deberían ser especialmente responsables con el lenguaje y las formas que utilizan al referirse a colectivos tan vulnerables como, en este caso, los inmigrantes.

jim-morrison-musician-whoever-controls-the-media-controls-the
Fuente: quoteshd.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s